17.5.11

Reflexión número uno.

A ver, puedo ser de dos formas:
Dependiente o Independiente. Cada una tiene sus pros y sus contras.
Si soy dependiente, tendrás que cuidarme y estar pendiente de mi, pero seré mimosa y un poco cariñosa, seré una persona sensible y enamorada del amor, tendré detalles contigo, y no me importara salir corriendo y pegarme casi una hora de camino para solo decirte que te quiero, que te quiero con locura. Pero si por lo que sea dejas de cuidarme durante más tiempo del requerido(más tiempo del requerido para mi, esta claro), me volveré independiente tarde o temprano.
Si soy independiente, seré un poco seca y muy fría. Pero bueno, no tendrás que estar tan pendiente de las cosas que necesito y rara vez discutiremos. Pero no me pidas excesivas muestras de cariño, no me pidas que me den celos ciertas cosas, ni me pidas que me de cuenta cuando necesitas algo, tampoco me pidas saber donde estoy en cada momento, ni tener un hueco en mi agenda siempre que quieras.
Es fácil y sencillo. Tu decides.  
Remolino de pasiones

2 comentarios:

Lih Frenzy♥ dijo...

Mejor ser independiente! un besito :)


Lih

Lel dijo...

Gracias por el consejo:)

Publicar un comentario

Regalame una Piruleta.