11.8.11

Me duele el alma.

Hay cosas que siempre me harán alucinar,viendo unicornios de colores en mi habitación por ejemplo, por poner ¿eh? que mi capacidad alucinógena es muchísimo mayor. Y no es precisamente por algún tipo de droga por lo que alucino, si tal fuera el caso, os aseguro que sería muchísimo más sencillo todo. Conociendo mi amor propio, terminaría dejandolas tarde o temprano.
¿Dónde está el problema?
En ti. 
Tu me haces alucinar. Y ojalá fuera de amor. O en su virtud, de placer. Pero que va, me haces alucinar porque eres un verdadero gilipollas, con esa manera de actuar y de afrontar los problemas, la cual me sorprende cada día más.(Para mal, está claro. Pero por si te cabían dudas).
Te voy a decir cual es tu problema. No sabes parar. No tienes limites. Ni normas en tu vida. Lo tuyo siempre es seguir y seguir y seguir. Vas por libre. Sin pensar en el daño que hace tu bandera de libertad absoluta a todos los que te rodeamos, y en especial a mi.
No comprendo ese pasotismo e indiferencia que transmites cuando algo va mal. Tu, quizás no lo veas, pero los demás nos sentimos infravalorados y poco queridos por tu parte.
Muchas veces incluso he sentido que te has reído de mi en toda mi cara. Como ahora, por ejemplo.
Muy poco tiene que importarte una relación, cuando está al borde del abismo y ni si quiera tienes los cojones suficientes para plantarle cara. La solución(al menos la solución madura) no es escribir una maldita carta a las tres de la mañana y hacer 60 kilometros para echarla en un misero buzón. Eso, es de ser un verdadero cobarde. Esos 60 kilometros habrían estado mejor empleados si me hubieses dicho mirándome a los ojos todo lo que sientes. Espero que en algún momento tengas intención de hacerlo. Pero ya, vas demasiado tarde. A una mujer no la puedes hacer esperar dos días, tres, cuatro...para arreglar algo que TU has jodido. ¿Te digo por qué? porque se cansa. Porque probablemente no lleva dos días esperando, ni tres ni cuatro... porque probablemente lleve esperando desde el momento que empezaste a joderlo todo. Y eso hace mas de dos meses, mas de tres, mas de cuatro...
Pensé que tenías la cabeza lo suficientemente amueblada como para estar conmigo. Pero créeme que escribirme una carta diciendo cursiladas y tonterías, después de jurarme y perjurarme que vas a cambiar, no dice nada de ti, absolutamente nada. Necesito algo que tenga significado, no un conjunto de versos baratos que se olvidan justo después de leerlos. Necesito que actúes. Necesito que demuestres. Necesito ver. Y aún no he visto nada. Supongo que estoy pidiendo demasiada madurez a alguien como tu.
En fin... me daría pena...porque si todo sigue así... serás un maldito inmaduro más dentro de mi infinita lista de inmaduros indeseables.

1 comentario:

Sonríe. dijo...

Holaa me gusta mucho tu blog.En especial esta entrada me trae viejos recuerdos...
Espero verte en mi blog
http://unaaficionadaavertesonreir.blogspot.com/
Te sigo, me sigues?

Publicar un comentario

Regalame una Piruleta.