9.3.10

Fantasias.

Nada mas verlo, ya sentía la necesidad de hacerlo con el. No es que hiciera mucho tiempo desde la ultima vez que estubieron juntos de esa forma, pero, quizás ellos, (y cuando digo quizás, enrealidad estoy totalmente segura) se demuestran mucho en momentos como esos. Es mucho más que todo lo que cualquier persona pueda entender. Va mucho más allá de lo que todos pueden imaginar.
Cuando el la miraba el mundo se paraba por completo, y ese instante no iba a ser menos. De hecho sería más, porque el, no solo iba a mirarla.
Aquellos pantalones cortos, no le dejaban pensar con claridad... ella en sí, nunca lo dejaba pensar con claridad, y menos cuando lo trataba de aquella manera.
Despacio. Esa era la palabra que la definia. Cuando lo tocaba "todo" lo hacía despacio... con la boca, con los dedos, con los labios, con la lengua...
Ella no sabía hacer otra cosa que desvivirse por cada parte del cuerpo de el, empezando por las orejas, y terminando por debajo del ombligo.Quien dice terminando, dice volviendo a empezar. Porque cuando se trataba de estar juntos, ellos eran así, incansables.
Las manos de él también se perdieron por el cuerpo de ella. Y después no solo las manos. Y por ella, podrían estar así toda la noche, sintiendose uno, sientiendose parte del otro.

1 comentario:

Ireth Vardamir dijo...

lo he leido una y otra vez, me parece precioso... ^^
Me hace acordarme de aquel fin de semana a su lado....

Publicar un comentario

Regalame una Piruleta.